Brasil es declarado libre de la fiebre aftosa con vacunación

Tras más de 50 años de trabajo en la erradicación y prevención de la fiebre aftosa en sus rebaños, Brasil recibe este jueves (24), de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), la certificación de país libre de la enfermedad con vacunación. Las medidas de prevención y control de la fiebre aftosa –compartidas entre el gobierno y el sector privado–, incluyen la vacunación en los pastos, la vigilancia en las fronteras y la estructuración de la red de laboratorios del país.

La mayoría de los estados brasileños ya era reconocida como zona libre de la fiebre aftosa con vacunación. Ahora, el nuevo estatus sanitario facilitará la comercialización de carnes y animales vivos de Brasil tanto dentro como fuera del país. “Eso muestra que Brasil, que tiene uno de los mayores rebaños de ganado bovino del mundo, ha estado preocupado por los temas sanitarios, y dará más credibilidad y seguridad a los compradores”, dijo Bruno Lucchi, superintendente técnico de la Confederación de la Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA).

Según Luchi, la certificación de país libre de la fiebre aftosa puede incluso agregar valor a otros sectores, como el de la porcinocultura. “No corremos el mismo riesgo [que otros países donde circula el virus], y eso agrega mucho valor a las exportaciones. Los mercados pagan mejor. Obtenemos ganancias directas e indirectas”, explicó Lucchi.

Larga trayectoria

La directora general de OIE, Monique Eloit, entregó este jueves (24) el certificado sanitario al ministro brasileño de la Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Blairo Maggi, en la sede de la organización en París, durante a 7.ª Sesión Plenaria de la institución. La Comisión Científica de la OIE aprobó la certificación de Brasil en 2017, pero los 181 países que integran la organización solo validaron la decisión este jueves.

El último domingo (20), Maggi declaró durante la apertura oficial de la 86.ª Sesión General de la OIE que el reconocimiento de Brasil como país libre de la aftosa con vacunación es “la victoria de una larga y dura trayectoria de mucha dedicación de ganaderos y del sector veterinario oficial”. El país inició el combate organizado a la fiebre aftosa en la década de 60.

Gracias a los esfuerzos conjuntos, la última ocurrencia de la enfermedad en Brasil se dio en 2006. En 2007, el estado sureño de Santa Catarina recibió el reconocimiento de la OIE como zona libre de fiebre aftosa sin vacunación. Esa es la próxima meta que Brasil quiere alcanzar: retirar gradualmente la vacunación del rebaño hasta 2023, de manera que pueda obtener hasta 2026  la certificación internacional de la OIE como país libre de la fiebre aftosa sin vacunación.

Via Feed Últimas https://ift.tt/2IDOczc
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário