Bolsonaro quiere a juez de Autolavado en su gobierno

El presidente electo Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), confirmó su intención de invitar al juez federal Sergio Moro, responsable de la Operación Autolavado en primera instancia, para ser titular de la cartera de Justicia o juez de la corte suprema. Informó que próximamente hablará con el magistrado, que vive en Paraná, estado sureño donde tiene su despacho.

Se espera que el futuro mandatario confirme en los próximos días el nombre del astronauta y mayor de la reserva Marcos Pontes para el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Ya había anunciado los nombres del diputado federal Onyx Lorenzoni, del Partido Demócrata, para la Casa Civil, del economista Paulo Guedes para el Ministerio de Hacienda y del general de la reserva Augusto Heleno para el Ministerio de Defensa. Heleno fue el primer comandante de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) entre 2004 y 2005, bajo el gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En una entrevista exclusiva que ofreció ayer (29) a TV Record, el presidente electo aseguró que su gobierno mantendrá una “conversación armoniosa” con el poder judicial. Reveló que conversó el domingo (28) con el presidente del Supremo Tribunal Federal, Dias Toffoli, con quien, según dijo, volverá a reunirse pronto. “Somos todos responsables de la nación”, declaró, agregando que ya no pensaba en ampliar el número de jueces de la corte.

Anunció asimismo que visitará al presidente Michel Temer para agradecer las felicitaciones que recibió. “Será la primera persona que buscaré”, dijo, asegurando que los dos meses finales del gobierno de Temer serán de la “más perfecta armonía”. Bolsonaro tomará posesión como nuevo presidente el 1 de enero.

Política exterior

Bolsonaro dijo que el Mercosur (bloque conformado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, en el que Venezuela se encuentra suspendida) fue sobrevalorado y que tal tratamiento debe ser modificado. En su opinión, eso se debió a cuestiones ideológicas, que protegían determinados países que, en su opinión, “burlaban” reglas. “Queremos romper algunas amarras con el Mercosur”, dijo.

El presidente electo tiene la intención de ampliar la agenda comercial y militar con Estados Unidos. Dijo que varios líderes extranjeros pidieron que Brasil mantenga la ayuda a Venezuela y también a los inmigrantes. Sin embargo, negó la posibilidad de intervenir en Venezuela.

Reveló que ha conversado con líderes de América Latina y Europa, lo que para él indica la importancia de Brasil. "Estoy muy contento porque, a pesar de los protocolos, esas conversaciones demuestran que podemos estar juntos con esos países”.

Política interna

Bolsonaro dijo que no interferirá en el proceso sucesorio de la presidencia de la Cámara de Diputados. Actualmente, el cuerpo legislativo está dirigido por Rodrigo Maia, quien es miembro del Demócratas (DEM) –partido aliado del nuevo gobierno– y candidato a la reelección. No corresponde a mí, dijo el presidente electo, definir los cargos, sino a los partidos. “Me gustaría que nosotros [el PSL] no disputáramos la presidencia de la Cámara. Sería un primer gesto de humildad. En pro de la gobernabilidad, lo mejor sería diversificar los partidos”, dijo.

El futuro presidente quiere además impulsar cambios legislativos para modificar el Estatuto de Desarme. El futuro presidente defendió darle a todos los ciudadanos con más de 21 años de edad el derecho de comprar armamento y de tener un “porte definitivo” de armas de fuego. El objetivo, dijo, es que las personas puedan defenderse de la inseguridad. “Quien tenga un arma será responsable de ella. Comprar un arma resulta fácil para quien quiere hacer maldades. Tenemos que abandonar lo políticamente correcto. Se piensa que no tener armas mejora el país, pero no es así. Un arma de fuego garantiza la libertad individual.”

El presidente electo negó tener la intención de controlar los medios de comunicación. Dijo ser favorable a la libertad de expresión. “Quien va a imponer límite es el espectador. El control es el control remoto, nada más. El ciudadano en la punta de la línea es quien va a decidir.

Via Feed Últimas https://ift.tt/2IDOczc
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário