Brasil concede la nacionalidad a dos hermanas apátridas

El gobierno brasileño concedió este jueves (4) la nacionalidad a las primeras personas reconocidas como apátridas en la historia de Brasil. Las hermanas Maha y Souad Mamo fueron naturalizadas brasileñas en Ginebra, Suiza, durante una reunión de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La ceremonia de entrega del certificado de nacionalidad fue encabezada por el coordinador general del Comité Nacional para los Refugiados, Bernardo Laferté, y la representante permanente de Brasil ante la ONU, la embajadora Maria Nazareth Farani Azevêdo.

En junio, el gobierno brasileño concedió a las dos hermanas la condición de apátridas (lo que ocurre cuando el individuo no tiene una nacionalidad reconocida), con base en la nueva Ley de Migración brasileña, que entró en vigor el año pasado. Antes de la nueva legislación, la designación de "apátrida" no existía en el sistema jurídico brasileño.

El ministro de Justicia Torquato Jardim afirmó durante la solemnidad que la primera naturalización de apátridas es un momento histórico para el país. "Al conceder la nacionalidad brasileña a Maha y Souad, Brasil reafirma su tradición de acoger a los vulnerables y desasistidos, y da un ejemplo al mundo de que fue, y siempre será, un país comprometido con la erradicación de la apatridia", dijo .

Sin patria

Nacidas en el Líbano, las dos hermanas no pudieron ser registradas en el país porque se les exige que sean hijas de padres libaneses. Sus padres, de nacionalidad siria, tampoco pudieron registrarlas en su país de origen, donde los niños solo pueden ser registrados si sus padres están oficialmente casados, pero ese no era el caso.

Según ACNUR, alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo no tienen nacionalidad y por esa razón se les considera apátridas. Por no tener un certificado de nacimiento y otros documentos de identidad, a menudo se les impide asistir a la escuela, recibir asistencia médica, trabajar, abrir una cuenta bancaria, comprar una casa o casarse.

La nueva Ley de Migración brasileña establece un procedimiento más complejo para el reconocimiento de refugiados, pero facilita el ingreso al país de inmigrantes convencionales de otros países, que pueden obtener visas de entrada y documentos tales como el permiso de trabajo. Esto ha estado sucediendo con los venezolanos que han llegado masivamente a Brasil en los últimos años.

Colaboró Pedro Rafael Vilela

Via Feed Últimas https://ift.tt/2IDOczc
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário