Jair Bolsonaro asume esta tarde como el 38.º presidente de Brasil

Sesenta y cinco días después de su elección, Jair Bolsonaro asumirá al inicio de la tarde de este martes (1) el cargo de presidente de Brasil. Están programados actos en el Congreso Nacional, en el Palacio del Planalto (sede del Gobierno) y en el Palacio de Itamaraty (sede de la Cancillería). Acompañado de la primera dama Michele Bolsonaro, el mandatario saldrá de la residencia oficial de Granja del Torto en dirección a la catedral de Brasilia, donde se encontrará con el vicepresidente Hamilton Mourão.

Después, las dos parejas se desplazarán en vehículos separados hacia el Congreso Nacional. Durante el trayecto de unos 10 minutos, la comitiva presidencial estará acompañada por policías a pie y efectivos militares a caballo.

La sesión solemne de investidura en el Congreso Nacional comezará a las 15h y será inaugurada por el presidente de ese cuerpo, el senador Eunício Oliveira. En esa ocasión, Bolsonaro jurará “mantener, defender y respetar la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sostener la unión, la integridad y la independencia de Brasil”.

Ya investido como el 38.º presidente de Brasil, Bolsonaro tendrá unos 45 minutos para pronunciar su primer discurso oficial ante parlamentarios e invitados en el salón de plenos de la Cámara de Diputados. El acto concluirá frente al Congreso con la interpretación del Himno Nacional, seguida de una salva de 21 disparos de cañón, una exhibición del Escuadrón de Humo y la tradicional revista a las tropas.

Alrededor de las 16.20, junto a sus respectivas esposas, Bolsonaro y Mourão subirán la rampa del Palacio del Planalto, donde el saliente mandatario Michel Temer los recibirá y le entregará a Bolsonaro la banda presidencial.

En el Parlatorio ubicado junto a la rampa, Bolsonaro pronunciará un discurso de cerca de 30 minutos ante la población congregada en la Plaza de los Tres Poderes. Luego se dirigirá al Salón Noble de la sede presidencial, donde será saludado por los invitados y juramentará a los 22 miembros de su gabinete. A las 18.30, la pareja presidencial ofrecerá una recepción a visitantes extranjeros en el Palacio de Itamaraty.

Seguridad

La investidura del nuevo presidente se producirá bajo medidas de seguridad nunca antes vistas en la historia de Brasil. El refuerzo de seguridad se debe a los temores que se han levantado tras el atentado con cuchillo que sufrió Bolsonaro aún durante la campaña electoral. Desde el sábado (29), coches y otros vehículos no pueden circular por la Explanada de los Ministerios, donde comenzará la ceremonia. Quien quiera acudir al evento tendrá que hacer a pie el recorrido de la Catedral al Congreso.

No se permitirá el acceso de bicicletas, skateboards y patines. Asimismo están prohibidos paraguas, objetos punzantes, máscaras, cochecitos de bebé, fuegos artificiales, bebidas alcohólicas, botellas de agua, aerosoles, bolsos y mochilas.

Entre el terminal central de autobuses y la Explanada se ha instalado cuatro puntos de control, donde agentes de la policía militarizada realizarán inspecciones manuales. Detectores de metales también se utilizarán a lo largo del recorrido. El público solo podrá pasar por las barreras con frutas y paquetes de galletas, preferentemente en bolsas transparentes.

La navegación en el lago Paranoá estará limitada, y también se impuso un esquema especial para defensa aérea y el control de tráfico aéreo en la capital brasileña.

Se calcula que entre 250.000 y 500.000 personas acudirán a la Explanada de los Ministerios para la investidura. Se desplegarán más de 2.600 policías civiles y militares, efectivos de las fuerzas armadas, bomberos y agentes de tránsito.

Via Feed Últimas http://bit.ly/2T6MavP
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário