Brasil incrementa la producción de etanol a partir del maíz

De los 30,3 mil millones de litros de etanol que serán producidos en esta cosecha, 1,4 mil millones serán producidos a partir del maíz. A pesar de que representa un porcentaje todavía bajo en la comparación con el total producido (4,62%), se lo ve de forma positiva por la posibilidad de ser una opción más de salida de la producción brasileña de maíz, que es una de las más grandes del mundo.

Las previsiones para la cosecha 2019/2020 fueron presentadas esta semana por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab). Se estiman más de US$ 1.200 millones en inversiones en la producción de maíz para extracción de etanol a lo largo de los próximos 4 o 5 años.

La producción de etanol a partir del maíz, según la Conab, está “cada vez más relevante”, y el estado de Mato Grosso es el mayor productor, seguido por Goiás y Paraná. La expectativa es que nuevas unidades de producción sigan el mismo camino.

“Es un nuevo mercado que se está abriendo”, afirmó el coordinador general de Caña de Azúcar y Agroenergía del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, Cid Caldas.

Caldas, sin embargo, subraya que no todas las regiones del país tendrán condiciones de beneficiarse de este tipo de producción. “No se puede decir que se producirá etanol de maíz en todo Brasil, porque eso depende de condiciones y de precios locales, pero es un nicho de mercado que se está creando, bastante prometedor, y las inversiones que se están haciendo en esa industria son bastante expresivas”, agregó.

La producción total de etanol en el país para la cosecha 2019/2020 deberá ser un 4,2% menor que la registrada en la cosecha pasada (33,1 mil millones de litros). Según la Conab, la expectativa es que el anhidro –alcohol utilizado en la mezcla con la gasolina– aumente en un 11% y llegue a 10,6 mil millones de litros. A su turno, el hidratado, que es etanol vendido en la gasolinera, deberá alcanzar la producción de 19,7 mil millones de litros, lo que representará una reducción del 16,5% (o 3,88 mil millones de litros), en la comparación con la cosecha pasada.

Variables

Muchas variables implican en la decisión de producir etanol a partir del maíz o de la caña, informó Cleverton Santana, el superintendente de Informaciones del Agronegocio la Conab. La principal es el precio del cultivo del maíz. “Hay también el hecho de que el maíz puede ser producido en el periodo entre cosechas de la caña. Con eso, muchas usinas que están allí son las que llamamos flex, porque producen etanol o azúcar a partir de la caña en la cosecha de caña, y utilizan el maíz en el periodo entre cosechas.

Conab inició estudios comparativos apuntando que una tonelada de maíz puede producir hasta 420 litros de etanol. “Es más que la caña, que es una tonelada para 90 litros, pero la caña produce mucho más por hectárea. En ese momento la cuenta se invierte porque, mientras que a partir del maíz es posible producir cerca de 2,5 mil litros de etanol por hectárea, a partir de la caña, pasa de 6 mil litros de etanol por hectárea”, subrayó.

Según el superintendente de Conab, hay diferencias también durante las etapas de producción dentro de las usinas. “El tiempo de fermentación para producir etanol de maíz es mayor que para producirlo a partir de la caña. Con 10 o 12 horas de fermentación de la caña, ya es posible extraer el etanol. En el caso del maíz, es necesario esperar más de 30 o 40 horas”, finalizó.

Via Feed Últimas http://bit.ly/2T6MavP
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário