Acuerdo con la UE ya tiene impacto positivo, dice canciller de Brasil

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, dijo que el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, anunciado la semana pasada, ya empieza a producir resultados positivos, aunque debe ser ratificado por los parlamentos de cada uno de los 32 países involucrados.

“Incluso antes de la entrada en vigor del acuerdo, que deberá tomar algún tiempo, ya estamos empezando a detectar un impacto muy positivo en términos de atraer inversiones. Los inversores ya ven a Brasil de una manera completamente diferente y comenzarán a posicionarse aquí debido al acceso preferencial que hemos obtenido al mercado europeo”, dijo ayer (4) el canciller durante una transmisión en vivo con el presidente Jair Bolsonaro por Facebook.

El ministro también afirmó que tiene la intención de acelerar la validez del acuerdo, por el lado brasileño, una vez que sea aprobado por el parlamento nacional.

“Trataremos de asegurarnos de que, dentro del Mercosur, tengamos un acuerdo para que pueda entrar en vigor tan pronto como sea aprobado en cada uno de los parlamentos del bloque. Por el lado de la Unión Europea, esta entrada individual no es posible, pero por nuestro lado lo es. Trabajaremos para asegurarnos de que esto se pueda hacer de esta manera, para que estas ventajas comiencen a funcionar lo más rápido posible”, agregó.

Aranceles y servicios

Según los términos anunciados, los productos agrícolas de gran interés en Brasil tendrán sus aranceles eliminados, como el jugo de naranja, frutas y el café soluble. Los exportadores brasileños tendrán acceso ampliado a cuotas de carne, azúcar y etanol, entre otros productos. El acuerdo también reconocerá como distintivos de Brasil diversos productos, como cachazas, quesos, vinos y cafés.

Las empresas del país se beneficiarán de la eliminación de aranceles a la exportación del 100% de los productos industriales. La industria europea también tendrá aranceles eliminados para las ventas a Mercosur, pero de manera escalonada a lo largo de los años. Asimismo, el acuerdo garantizará el acceso efectivo en varios segmentos de servicios, como comunicación, construcción, distribución, turismo, transporte y servicios profesionales y financieros.

El acuerdo cubre aún temas regulatorios tales como servicios, compras gubernamentales, facilitación del comercio, barreras técnicas, medidas sanitarias y fitosanitarias, además de propiedad intelectual. En la contratación pública, por ejemplo, las empresas brasileñas obtendrán acceso al mercado de licitaciones de la Unión Europea, estimado en US$ 1,6 billones. Los compromisos asumidos también van a acelerar y baratear los costos de importación, exportación y tránsito de mercancías, según el gobierno federal.

Via Feed Últimas https://ift.tt/2IDOczc
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário