Brasília alberga congreso internacional sobre lenguas indígenas

La Universidad de Brasilia (UnB) acoge este martes (1) la II Conferencia Internacional sobre la Revitalización de las Lenguas Indígenas y Minoritizadas (Cirlin). El evento es reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y reunirá a representantes de 29 instituciones de enseñanza e investigación.

Se han confirmado 200 participantes de fuera de la UnB, de los cuales aproximadamente 80 son extranjeros, de países como Chile, Bolivia, Nicaragua, Perú, Canadá, Nueva Zelanda, Estados Unidos y España.

Por sugerencia de las Naciones Unidas, en 2019 se celebra el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. Se creó un sitio web sobre el tema, en el que se explica por qué la preservación de estas lenguas es importante para la historia y el patrimonio cultural de un gran número de pueblos, y se pusieron en marcha iniciativas para protegerlas.

Según una encuesta de la ONU, aunque el mundo alberga actualmente entre 6.000 y 7.000 lenguas, el 97% de la población habla sólo el 4% de ellas. Esto significa que un pequeño grupo de personas –que no supera el 3% de la población mundial, la mayoría de las cuales son indígenas– mantiene vivas el 96% de todas las lenguas existentes en el planeta.

Lengua materna

La profesora Ana Suelly Cabral, que está organizando el evento, dice que la interferencia de otras lenguas en las tribus aumenta el riesgo de que las lenguas nativas desaparezcan. "Primero, necesitan una comunidad hablante; luego, un territorio. Si no hay tierra indígena con gente dentro, no hay idioma. Y si no pueden practicar su idioma decentemente, sin interferencia del portugués, entonces sus idiomas no van a sobrevivir", argumentó Cabral, quien es coordinadora del Laboratorio de Lenguas y Literaturas Indígenas de la UnB.

Cabral, quien ha estudiado las lenguas nativas brasileñas durante más de 30 años –entre ellas, las lenguas de los troncos lingüísticos Tupí y Macro-Jê–, observa lo impresionante que son las reacciones de los investigadores indígenas después de examinar sus propias lenguas.

"Desde nuestra perspectiva sobre la revitalización y el fortalecimiento [de esas lenguas], lo más interesante es ver a los indígenas que vienen acá a obtener una maestría o un doctorado y aprender cómo funcionan sus propias lenguas. Ellos son los que tienen el dominio y conocimiento completo del idioma, pero no tienen conocimiento de su organización interna. Es un momento importante cuando empiezan a descubrir cómo funcionan y empiezan a enamorarse y a entender la belleza de cada idioma. Es entonces cuando quieren luchar para que estas lenguas sean documentadas, para recoger historias, prestando atención a cómo hablan los hablantes más viejos y vivos, y llevárselas a sus estudiantes. Ese es un factor vital para mí", declaró.

La presencia de investigadores indígenas en las universidades brasileñas es uno de los caminos para mantener vivas estas lenguas, argumentó la profesora. "Esa es una de las formas: formar a investigadores y profesores de lingüística indígenas, para que estén conscientes de la importancia de preservar sus lenguas, documentarlas y transmitirlas de la mejor manera posible a las generaciones futuras, para que una política lingüística pueda llegar a sus hogares", dijo Ana Suelly Cabral.

Via Feed Últimas https://ift.tt/2IDOczc
Compartilhe no Google Plus

0 comentários:

Postar um comentário